accionas o reaccionas

El grano de cafe: Tu accionas o reaccionas?

Es muy diferente la reacción a la acción. Cuando reaccionas lo haces desde el ataque a la dificultad como acto defensivo, pensando que eso que te está pasando te ataca, te anula y está contra ti.

Estás en el paradigma de la queja y la víctima. En cambio eres de las personas que ACCIONAS ante las dificultades, son como el grano de café, que a pesar del supuesto ataque del agua hirviendo, lo transforman en algo rico para compartir.

Estás en el paradigma de ser el creador de tu realidad.

Escucha este cuento….

Una hija se quejaba con su padre acerca de su vida y de cómo las cosas le resultaban tan difíciles. No sabía como hacer para seguir adelante y creía que se daría por vencida.

Estaba cansada de luchar. Parecía que cuando solucionaba un problema, aparecía otro.

Su padre, un chef de cocina, la llevó a su lugar de trabajo. Allí llenó tres ollas con agua y las colocó sobre el fuego. En una colocó zanahorias, en otra colocó huevos y en la última colocó granos de café.

Las dejó hervir. Sin decir palabra. La hija esperó impacientemente, preguntándose qué estaría haciendo su padre.

A los veinte minutos el padre apagó el fuego. Sacó las zanahorias y las colocó en un tazón. Sacó los huevos y los colocó en otro plato. Finalmente, coló el café y lo puso en un tercer recipiente.

Mirando a su hija le dijo: “Querida, ¿Qué ves?”; “Zanahorias, huevos y café” fue su respuesta.

La hizo acercarse y le pidió que tocara las zanahorias, ella lo hizo y notó que estaban blandas. Luego le pidió que tomara un huevo y lo rompiera. Luego de sacarle la cáscara, observó el huevo duro.

Luego le pidió que probara el café. Ella sonrió mientras disfrutaba de su rico aroma. Humildemente la hija preguntó: – “¿Qué significa esto, padre?”

Él le explicó que los tres elementos habían enfrentado la misma adversidad: agua hirviendo, pero habían reaccionado en forma diferente.

La zanahoria llegó al agua fuerte, dura; pero después de pasar por el agua hirviendo se había puesto débil, fácil de deshacer.

El huevo había llegado al agua frágil, su cáscara fina protegía su interior líquido; pero después de estar en agua hirviendo, su interior se había endurecido.

Los granos de café, sin embargo eran únicos: después de estar en agua hirviendo, habían cambiado el agua. “¿Cuál eres tú, hija?.

Cuando la adversidad llama a tu puerta, ¿Cómo respondes?”, le preguntó a su hija. ¿Eres una zanahoria que parece fuerte pero cuando la adversidad y el dolor te tocan, te vuelves débil y pierdes tu fortaleza?

¿Eres un huevo, que comienza con un corazón maleable, poseías un espíritu fluido, pero después de una muerte, una separación, o un despido te has vuelto duro y rígido? Por fuera te ves igual, pero ¿Eres amargada y áspera, con un espíritu y un corazón endurecido?

¿O eres como un grano de café? El café cambia al agua hirviendo, el elemento que le causa dolor. Cuando el agua llega al punto de ebullición el café alcanza su mejor sabor.

Si eres como el grano de café, cuando las cosas se ponen peor tú accionas en forma positiva, sin dejarte vencer y haces que las cosas a tu alrededor mejoren, que ante la adversidad exista siempre una luz que ilumina tu camino y el de la gente que te rodea.

Esparces con tu fuerza y positivismo el “dulce aroma del café”.

Escucha este cuento en versión video de mi Canal

Déjame tus comentarios

Un abrazo

Patricia Uhrich – A tu disposición, para ayudarte en tu crecimiento y superación personal

Publicado por

Patricia Uhrich

Presidenta del Instituto Serenity, Master Practitioner en PNL, Coach Ontológica, Operador en Psicología Social, escritora, conferencista, motivadora, facilitadora de procesos de cambio. Creadora del Sistema SerEnity para resolver desafíos y emociones tóxicas. Escritora de varios libros, entre ellos Concreta tus Sueños.

5 comentarios en “El grano de cafe: Tu accionas o reaccionas?”

  1. Hola Patricia:
     
    Por que no hacer llegar todos estos videos  y articulos, en forma de boletin semanal o quincenal a  los suscriptores?
    Te interesa , pues   yo puedo ayudarte
    escribeme y hablaremos de   los detalles.

    1. Hola José, gracias por tu apreciación. Tengo en automático en el autoresponder activado los temas, te has suscripto a mi lista? Te propongo que lo hagas así conoces en primer lugar mi curso SerEnity de 5 pasos. Ya me comunico en privado contigo. Saludos. Patricia

  2. Hola Patricia:
     
    Por que no hacer llegar todos estos videos  y articulos, en forma de boletin semanal o quincenal a  los suscriptores?
    Te interesa , pues   yo puedo ayudarte
    escribeme y hablaremos de   los detalles.
    saludos

  3. si tu objetivo es claro ninguna adversidad te hara flaquear, 
    los barcos son hermosos y se ven muy lindos en el puerto pero, no se construyen para ello  se construyen para surcar los mares  a pesar de las inconvenientes
     

    1. Claro Ariel, aqui en Argentina se dice que los pingos o caballos se ven en el campo. Y eso que dices coincide con lo que escribí en el artículo de hoy sobre la ansiedad y el miedo. La serenidad la debemos construir y crear en el mundo problemático que nos rodea, a pesar de los inconvenientes que hayas. Allí es donde descubres que tu vida se puede disfrutar como un rico café. Gracias por tu comentario. Patricia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *